Buscar este blog

“ Porque no escribimos historias, sino vidas; ni es en las acciones más ruidosas en las que se manifiestan la virtud o el vicio, sino que muchas veces un hecho de un momento, un dicho agudo y una niñería sirven más para pintar un carácter que batallas en que mueren millares de hombres, numerosos ejércitos y sitios de ciudades. Por tanto, así como los pintores toman para retratar las semejanzas del rostro y aquellas facciones en que más se manifiesta la índole y el carácter, cuidándose poco de todo lo demás, de la misma manera debe a nosotros concedérsenos el que atendamos más a los indicios del ánimo, y que por ellos dibujemos la vida de cada uno, dejando a otros los hechos de grande aparato y los combates.”

(Plutarco, Alejandro, I, Hernán Pino)

Nota

EL DIARIO SECRETO DE FILARCO DE ALEJANDRÍA es un relato de ficción, pero basado en hechos reales. Pretendemos contar la historia de una forma más espontánea, atendiendo más a los personajes históricos que a los grandes acontecimientos. No obstante, todo lo que se narra en estas páginas están rigurosamente comprobado, siendo ficción tan sólo la trama central. Las opiniones que da el personaje están sujetas al punto de vista de la narración.

16 dic. 2017

DÍA III

3. DÍA III.  OVIDIO


Hemos salido a alta mar. El día está claro y el viento es favorable. Poco a poco la isla de Faros se va difuminando en la lejanía, pero no así mi añoranza y mis recuerdos. No puedo dejar de escribir, aunque el balanceo de la nave distorsione las palabras y el viento arrastre la tinta como si dibujara las letras con mis propias lágrimas. Pero, no. Ya no más. Yo no voy a titular mi diario Tristes como hizo Ovidio cuando se dirigió al exilio. A partir de ahora evocaré el pasado con la alegría de lo vivido y el presente con la ilusión que conlleva lo que está por descubrir. Canto, pues, a las musas, aunque mis sienes no luzcan la corona de hiedra ni la de encina, para que sólo broten de mis labios palabras animadas.
No obstante, habré de conducirme con prudencia, pues Ovidio, uno de los mayores poetas que ha dado la historia, cantó al Amor con tan tierna desmesura que Augusto lo condenó para siempre a las frías tierras de los getas. ¡Ya no se puede cantar al amor en estos días de paz prolongada! La paz del Príncipe ha puesto grilletes a la poesía.

SEGUIR LEYENDO


FUENTES CONSULTADAS

  • DIÓN CASIO: HISTORIA ROMANA. Ed. Gredos.
  • OVIDIO: TRISTES Y PÓNTICAS. Ed. Gredos.
  • PLUTARCO: VIDAS PARALELAS, ANTONIO. Ed. Gredos
  • SUETONIO: VIDAS DE LOS DOCE CÉSARES, AUGUSTO

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

  • J. Tyldesley: CLEOPATRA. Ed. Ariel. Barcelona, 2008
  • K. Bringmann: AUGUSTO. Ed. Herder. Barcelona 2008
  • O. Von Wertheimer: CLEOPATRA. Ed. Jubentus. Barcelona 1932
  • P. Lévêque: EL MUNDO HELENÍSTICO. Ed. Paidós. Barcelona, 2005
  • W. Schuller: CLEOPATRA. Ed. Siruela. Madrid, 2008